COMUNICACIÓN

Comunicar, pero también rendir cuentas

Corporate Excellence y Atrevia presentan «De la comunicación a la rendición de cuentas», una nueva metodología que aúna Comunicación de RSC con Sostenibilidad

foto

La presentación, que tuvo lugar en el EAE Business School, contó con la participación de Ángel Alloza, CEO de Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership, Alberto Andreu Pinillos, profesor de la Universidad de Navarra, y Asun Soriano, CEO de Atrevia.

Alloza comenzó resaltando el valor de las alianzas, como la que Corporate Excellence mantiene con Atrevia, para impulsar el capital intelectual de las compañías. Afirmó que, para poner en valor las instituciones, se necesita prestar atención a los intangibles que las conforman, momento en el que presentó la hoja de ruta que estos activos deben seguir.

Andreu y Soriano fueron los encargados de exponer las conclusiones del documento «De la comunicación a la rendición de cuentas». El primero puso en énfasis la necesidad de buscar la colaboración de todos los agentes en las políticas de RSC de las empresas: «ya no es suficiente con gestionarlas desde las áreas de comunicación; hay que dar un paso más». La clave se basa en la participación, la reinvención de procesos de comunicación de la RSC, la implicación de todos los grupos de interés y el compromiso con el cambio.

Soriano, por su parte, destacó la importancia de comunicar de forma sencilla y atractiva. Para lograrlo, se necesita elaborar relatos que lleguen a todos los stakeholders y, en concreto, a los embajadores internos de la compañía. Se deben dejar atrás los modelos tradicionales conservadores —donde predominaba un lenguaje plagado de tecnicismos— para construir mensajes disruptivos a través de todos los canales de la empresa. Soriano resaltó el papel fundamental que tiene la transparencia: «Las personas perdonan que seamos imperfectos, lo que no perdonan es que no seamos transparentes».

El nuevo entorno empresarial en el que nos encontramos exige cada vez más transparencia, coherencia y escucha. Las organizaciones necesitan, para reactivar la confianza perdida en las instituciones, ser percibidas como parte de la solución en lugar del problema. Gracias a documentos como el presentado por Corporate Excellence y Atrevia, el camino para transformar el escepticismo en confianza es, cada vez, más corto.