Tendencias

La transformación pasa por las personas

14 de diciembre de 2018

El empleado es el centro de la compañía. Este es el último mantra que, con buen criterio, hemos adquirido en el entorno empresarial. Tampoco dejamos de hablar sobre la importancia de atraer talento y convertir a los trabajadores en embajadores de marca. En este contexto, el área de Recursos Humanos vuelve a adquirir protagonismo. Y es que, por la propia naturaleza de su profesión, son el primer punto de contacto del trabajador con la organización y los encargados de gestionar su experiencia y engagement. Pero aun así, como aseguraba Alberto Barrientos, Director General del Instituto de Ingeniería del conocimiento (IIC), en estos últimos años, Recursos Humanos no ha sido una de las áreas más innovadoras; y parece que ahora los profesionales del sector están decididos a cambiarlo.

En la Conferencia Anual de CAMPTO (Centro Avanzado para el desarrollo de Métricas de Talento Organizacional), Alberto Barrientos aseguró que la transformación digital en el área de Recursos Humanos es necesaria para mejorar la experiencia del cliente, la eficiencia operativa y como consecuencia, generar mayores ingresos. Demostrando así que los cambios en RRHH no afectan solo a su trabajo, sino que también impactan y generarán valor en la empresa. Sobre todo, en una economía en la que cada vez es mayor el peso de los intangibles, queda claro que el rendimiento de las organizaciones no se debe solo a componentes económicos, sino que factores como la satisfacción de stakeholders tienen un papel crucial.

Hoy en día para marcar la diferencia y cumplir los tres objetivos del cambio (mejorar la experiencia del cliente, efectividad en gestión y retorno en ingresos) hacen falta datos. Por eso, muchos de los profesionales del sector reconocen el big data como la palanca más importante de la que disponen para llevar a cabo esta transformación en la que entran en juego dos máximas:

  1. Transparencia: los diferentes grupos de interés demandan información para su toma de decisiones, tanto financiera como no financiera, y el departamento de “gestión de personas” dispone de información verdaderamente relevante. Por eso, es crucial poner en común los datos y compartir información útil, relevante y fiable.
  2. Medición de información: para demostrar la correlación entre la mejora de RH y el impacto en la empresa, y justificar así la inversión en este área, es necesario medir los resultados y cruzar datos. Para ello tenemos que identificar KPI útiles, flexibles, eficientes y eficaces.

Enfocándose en los procesos de cambio que ya están en marcha, el Observatorio de RRHH (ORH) y Comunicación de Valor Añadido (CVA) quisieron hacer una foto del estado actual de la innovación organizacional desde la perspectiva de los RRHH. Para ello desarrollaron el proyecto ORHIT, un proyecto que ellos mismos definieron como un observatorio para desmitificar el cambio. Y es que, debemos tener en cuenta que no toda tecnología es innovadora, y que del mismo modo, existe innovación sin disrupción digital. Por eso, aseguran que la base para no involucrarse en un proceso de transformación digital a ciegas es hacer una reflexión sobre qué cambio necesita la empresa y qué significa ser digital en ese negocio en particular; con ello se podrá definir el fin último de la inversión. Es decir, cada organización debe planificar la transformación de manera estratégica, identificando con claridad en qué área quieren conseguir un cambio.

ORHIT presenta 3 ejes o áreas de trabajo principales:

  1. Mind: cultura que inspira innovación (cultura organizativa, modelos de liderazgo y
    misión, visión y valores)
  2. Heart: modelos que transforman estructuras (procesos de atracción, retención, motivación y desvinculación)
  3. Work: procesos que crean experiencias (derivadas legales, inversión TIC y entorno, tiempo y tipo de trabajo)

Durante los procesos de trabajo del proyecto, los profesionales de RRHH involucrados en ORHIT otorgaron más peso a la práctica, a gestionar la incertidumbre y los vacíos legales con los que se encuentran día a día, es decir, a Work. Esto está muy relacionado con el contexto en que nos encontramos, calificado como VUCA (Volatilily, Uncertainty, Complexity and Ambiguity), que obliga a los profesionales a centrarse en lo urgente, priorizando así el corto plazo frente al largo plazo. Sin embargo, es necesario trabajar bien los cimientos para empezar a construir sobre ellos, por eso debemos prestar especial atención al todo aquello que vertebra y estructura la organización: Mind.

Sea cual sea la estrategia que escoja una empresa, queda claro que el avance de la tecnología y la innovación en las organizaciones es imparable; igual que en el área de recursos humanos. Según los datos de la encuesta realizada en el proyecto ORHIT, en los próximos dos años los RH se habrán digitalizado, así que ¡pongámonos a ello! En palabras de Andrés García-Arroyo, Country Manager de Workday Iberia, «el mundo no cambia por la tecnología, cambia porque nosotros evolucionamos. Somos la causa del cambio tecnológico». La transformación pasa por las personas, y que mejor lugar para llevarla a cabo que desde los recursos humanos.

No dudéis en aprovechar estos días de descanso para saber más sobre la Conferencia anual de CAMTO 2018 o consultar la presentación y el resumen ejecutivo de ORITH con los resultados completos de su investigación. ¡Feliz fin de semana!

  • #personas
  • #transformación
  • #big data
  • #recursos humanos
  • #rrhh
  • #intangibles
  • #campto
  • #orh
  • #iic
  • #transparencia
  • #reputación