¿El empleado como embajador de la marca o la marca como embajadora del empleado?

27 de noviembre de 2015

El miércoles 25 de noviembre asistimos al evento «Empresa 2.0: El empleado como embajador de la marca» celebrado en Dircom, donde se abordó qué es una empresa 2.0, cómo desarrollar una buena estrategia de compromiso de los empleados, y cómo estos actúan como embajadores de la marca en los entornos digitales.

Los empleados pueden convertirse en buenos embajadores de la marca con una buena estrategia para ello. Hay un gran potencial de crecimiento en las empresas a través de la generación de compromiso en los empleados; en las empresas líderes alrededor del 30% de los empleados no están comprometidos. Las empresas que consiguen que sus empleados sean buenos embajadores de la marca obtienen mejores resultados y mayor crecimiento anual, disminuyen la rotación de la plantilla e incrementan su productividad. Entre 2009 y 2014, según datos del Barómetro de Confianza, se ha producido un incremento en la credibilidad de los empleados y de «personas como tú y como yo», que son los más creíbles después de los académicos.

Digital es un estado de mente; implica tener la capacidad para entender qué está cambiando, qué quieren los consumidores y el resto de grupos de interés. Las conversaciones son clave en la generación de reputación. Todo empieza por la cultura; meritocracia, transparencia, autonomía. Con compromiso se genera más y mejor innovación, lo que contribuye positivamente a la supervivencia de la organización.

En el encuentro se presentaron 3 casos prácticos: Atrevia, Telefónica y Universidad Europea de Madrid. Tomamos muchas notas para preparar un pequeño documento que compartiremos próximamente pero queríamos destacar la reflexión que hizo Telefónica porque nos hizo pensar. Su director de comunicación interna le dio la vuelta al debate, poniendo el foco en la empresa, no en el empleado. ¿Qué falla con la empresa para que los empleados no sean embajadores? No se preguntó qué hay que transformar de los empleados, sino qué tiene que cambiar la empresa para que sus empleados estén comprometidos. Telefónica nos propuso pasar de «Empleados como constructores y usuarios de productos» a «Marca como embajadora de experiencias de empleados y clientes».