El nuevo liderazgo reputacional - Liderando la reputación corporativa de las empresas - Corporate
formularioHidden
formularioRDF
¿Qué estás buscando?

Empieza a teclear lo que buscas...

close

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado ¡Inténtelo de nuevo!

El nuevo liderazgo reputacional

31 de mayo de 2012

Vivimos una época de gran desconcierto (cuando no pesimismo) donde la reputación corporativa se está convirtiendo en un valor emergente, en alza.

“Esto ya no va de lo que vendes, sino de quien eres”, una idea repetida hasta la infinidad en la Conferencia de Reputación Corporativa 

(#RIConf) promovida por Reputation Institute que se está celebrando estos días en Milán.

El 60% de los consumidores quieren saber quién está detrás de una marca comercial, quién es el fabricante. Ello explica el auge de las marcas corporativas. Las empresas ya no pueden escudarse en los productos. Y los productos necesitan relatos corporativos que les añadan valor y les diferencien.

Nace el liderazgo reputacional, donde el reto es convertirse en “campeones” de la confianza que somos capaces de generar en nuestros públicos.

¿Pero las empresas están preparadas? Actualmente, el 87% de las empresas están dando los primeros pasos en la gestión de la reputación corporativa, según los datos de Reputation Institute. Kasper Nielsen, uno de los principales ejecutivos de esta consultora, pronostica que en 5 años, el 50% de las empresas contarán con un sistema de gestión de su reputación completamente desarrollado, desde la estrategia a las operaciones.

A día de hoy, la principal barrera es el desconocimiento de los ejecutivos sobre los mecanismos de creación de valor a través de la reputación. “Existe muchísima información e investigación sobre el impacto de la reputación en la creación de valor”, asegura Nielsen.

Tres ideas, resumen las principales tendencias que se están impulsando este nuevo liderazgo:

– El éxito empresarial depende cada vez más del apoyo de los públicos. “Nuestro éxito como compañía depende del apoyo de la gente”, dicen en la italiana Barilla, sin duda una buena práctica en la gestión de la reputación corporativa.

– El relato corporativo es fundamental para involucrar a los empleados en la reputación corporativa. La historia es el “framework” que permite que todos se muevan. Y eso es fundamental porque la reputación corporativa no es un proyecto, sino el producto de las acciones diarias de todos en la empresa.

– Alineamiento. ¿Cuánto cuesta debilitar las relaciones con los públicos? ¿Se puede esperar pasivamente sin hacer nada? ¿Cuál es el coste de la desafección que está provocando esta crisis?