Empowering Trademark Solutions

09 de octubre de 2019

La digitalización ha generado cambios en todos los sectores y en todos los tipos de trabajos. Una realidad que ha provocado que hoy las marcas necesariamente se sumen a esos cambios y operen en la Red. De hecho, hoy prácticamente una marca necesita de internet para ganar en visibilidad.

Estos cambios, a su vez, provocan que las marcas se enfrenten a nuevos problemas que la digitalización produce como una consecuencia de la inmediatez  y la exposición masiva a la que se enfrentan al unirse a internet.

Conscientes de esta realidad, hace unas semanas PONS IP celebró el evento «Empowering trademark solutions», en la sede de la Fundación Pons en Madrid. En este espacio tuvo lugar la presentación de la herramienta de Smart Brand Protection, un servicio de maching learning que PONS IP ha vinculado a sus servicios legales con el objetivo de ayudar a sus marcas clientes a luchar contra la falsificación, la piratería y el fraude por suplantación o cybersquatting.

Smart Brand Protection nace de la necesidad que tienen las marcas de de acabar con las infracciones que la Red provoca a través de las plataformas digitales. Esta tecnología funciona a través de la automatización de datos que ayudan a detectar infracciones en internet de manera rápida, gracias al radar que gestiona en su proceso de operación. Se trata de un instrumento de inteligencia artificial que trabaja de manera activa constantemente, y que permite agilizar el proceso legal de estas infracciones poniéndoles solución de manera mucho más fácil y rápida.

Para las marcas el desarrollo de herramientas como esta suponen una oportunidad de descubrir cómo deben preservar sus marcas de infracciones que, a su vez, pueden afectar o poner en riesgo su reputación y los resultados de negocio, o incluso, el posicionamiento frente a otras marcas.

Los números del crecimiento electrónico de las empresas son un dato que va en paralelo al dato de riesgo al que se exponen esas mismas organizaciones. Hoy en día las marcas deben tener una mayor protección: la protección registral (tradicional), la protección online (a través de estas herramientas) y la protección de su reputación como un intangible necesario y primordial.

El registro marcario previo es necesario para que se pueda proteger una marca, pero en este sentido también entra dentro de la protección de la marca, la necesidad de que las organizaciones desarrollen mejores estrategias de comunicación que refuercen su reputación y se formen en este campo.

Bien es cierto que las marcas necesitan conocer herramientas para ayudarse y protegerse fente a problemas de falsificación y piratería, del mismo modo necesitan formarse en riesgo reputacional. Algo que en la escala de valor, a la hora de actuar, debe ser prioritario para agilizar y no llegar a enfrentarse a situaciones peores que impliquen situaciones más riesgosas.

Por ello, desde Corporate Excellence-Centre for Reputation Leadership conocemos esta necesidad que tienen las marcas y, por ende las organizaciones, y hemos desarrollado talleres de formación para acercar las herramientas necesarias a los stakeholders para enseñarles cómo gestionar los riesgos y convertirlos en una oportunidad de creación de valor. Es por esto, que el próximo 12 y 13 de noviembre en nuestra fundación ofrecemos el taller «Transformando los riesgos estratégicos en resiliencia y valor empresarial» que impartirá Andrea Bonime-Blanc, miembro de nuestro consejo académico y CEO de GEC Risk Advisory LLC. Infórmate sobre cómo inscribirte a través de nuestras redes sociales o a través de nuestro mail de contacto.