Generar confianza: la transparencia como recurso estratégico - Liderando la reputación corporativa de las empresas - Corporate
formularioHidden
formularioRDF
¿Qué estás buscando?

Empieza a teclear lo que buscas...

close

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado ¡Inténtelo de nuevo!

Enero 2019 Análisis estratégico

Generar confianza: la transparencia como recurso estratégico

Asuntos Públicos

star

En Building trust: why transparency must be part of the equation, GlobeScan y SC Johnson, se adentran en el papel que desempeña la transparencia a la hora de recuperar la confianza perdida en las organizaciones. En especial, cuál será el rol que ocupe en el futuro.

Para ello, han entrevistado en profundidad a 31 personalidades a escala global, procedentes de una gran variedad de disciplinas —desde la empresa a la academia, pasando por organizaciones no gubernamentales, medios de comunicación y gobiernos— para que aporten su experiencia y su perspectiva a este respecto.

¿Qué hacer ante esta situación?

  • Comprender cuáles son las palancas que motivan la confianza, para apoyarse en ellas.

  • Establecer un propósito corporativo con impacto real y que sea compartido, que responda a la razón de ser de la organización y funcione como catalizador de la confianza. El propósito actúa como una brújula que orienta el foco de actuación de la organización, las conversaciones de los grupos de interés e impacta directamente en la generación de confianza. Hay datos empíricos que demuestran que tener un propósito sólido y diferenciador es una de las palancas clave para generar confianza entre los grupos de interés.

  • Tomar decisiones y actuar guiándose por ese propósito. La sociedad pone a prueba el propósito de las organizaciones en un constante escrutinio público.

  • Desterrar la opacidad y la ambigüedad, que han dejado de ser una opción en un mundo «hipertransparente».

  • Fortalecer el sistema comunicativo de la organización, tanto de manera interna como de manera externa, ya que la comunicación puede ser un remedio eficaz contra las incertidumbres de quienes trabajan con y para la organización, y ayuda a crear un sistema de creencias compartido y una sólida cultura corporativa.

  • Establecer un nexo de unión entre la comunicación interna y la comunicación externa, ya que la incoherencia entre ambas denota falta de transparencia.

  • Forjar nuevos acuerdos y colaboraciones, ya que en solitario una organización no puede abordar los grandes retos globales en torno a la confianza corporativa.

  • Someter a la organización y al equipo directivo a cuestiones como ¿Pagamos salarios dignos a sus empleados? ¿Dañamos al medio ambiente con nuestras operaciones? ¿Nos estamos asegurando de que nuestros proveedores actuén en la misma línea?... Establecer reflexiones internas en torno a estos aspectos y darles respuestas en base a los procesos, políticas y principios existentes en la organización.

  • Ante una situación crítica, comunicar e informar a los clientes y al resto de stakeholders de forma honesta, rápida y ofreciendo soluciones.

  • Concienciarse de que las empresas habrán de invertir tiempo y recursos en transparencia, y aprender a gestionar ataques de desinformación.

RETOS Y OPORTUNIDADES

  • La confianza en las corporaciones se sitúa actualmente en niveles muy bajos. Elevar estas cotas mediante la transparencia supone un desafio estratégico que no se puede dejar de abordar, porque la falta de confianza afecta a las relaciones con los grupos de interés, a las decisiones de compra de los consumidores, a cómo los inversores hacen sus apuestas, a la atracción y retención de talento, a los vínculos con los proveedores y, en definitiva, a la reputación corporativa.

  • Aunque los niveles de confianza en las organizaciones son bajos, los datos de esta año del Edelman Trust Barometer desmuestran un crecimiento exponencial de la confianza existente entre empleado-organización empleadora. Es decir, que los empledos confian en sus organizaciones por encima de otros actores sociales. Este nuevo contrato social es una gran oportunidad para fortalecer la relación interna con los empleados como agentes clave de generación de confianza, y en consecuencia, en constructores de reputación corporativa.

    • La transparencia no es tarea fácil, porque consiste en compartir la información adecuada con los stakeholders correctos en el momento justo y de la mejor manera posible. Pero es un verdadero «puente» que abre vías firmes para transitar hacia la confianza.

    Para saber más puedes acceder aquí.