Ingredientes para el buen funcionamineto del Consejo de administración - Liderando la reputación corporativa de las empresas - Corporate
formularioHidden
formularioRDF
¿Qué estás buscando?

Empieza a teclear lo que buscas...

close

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado ¡Inténtelo de nuevo!

Ingredientes para el buen funcionamineto del Consejo de administración

16 de diciembre de 2022

Tal y como plantea el informe “La reputación en los consejos de administración”, recientemente presentado por KPMG y Corporate Excellence - Centre for Reputation Leadership, vivimos un ciclo económico y social “de la economía de la reputación y de los intangibles”, en el que el entendimiento, la protección y la gestión excelente de estos recursos y activos están directamente relacionados tanto con la generación de valor, como con los riesgos empresariales. En un contexto cada vez más convulso y menos controlable, las organizaciones necesitan construir y proteger su reputación para mantener su licencia y legitimidad social para operar. En este sentido, resulta fundamental el entendimiento y la comprensión 360º de la reputación corporativa por parte de los consejeros, con vistas a gestionar y custodiar este intangible clave y, por supuesto, de cara a la toma de decisiones estratégicas en las compañías.

En la misma línea, en el informe “Lo que no se hace en los Consejos de Administración (y debería)”, Pablo Foncillas y Antonio Núñez destacan que en entorno “extraordinariamente estresante” para los CEOS y los consejeros de las empresas, las responsabilidades asumidas con estos cargos son crecientes, por lo que la protección de la reputación y la gestión de sus posibles riesgos cobra una mayor relevancia también.

 

El papel de los consejeros en la gestión de la reputación

Tal y como explican Foncillas y Núñez, El reconocimiento desde el consejo de administración de la importancia de una buena gestión de la reputación facilitará la actuación sobre las palancas de activación, la identificación y mitigación de los riesgos reputacionales y la implantación de herramientas para su medición y reporte. En esta línea, los códigos de buen gobierno de los mercados más avanzados recomiendan que los órganos de gobierno cuenten con información sobre la relación existente entre la compañía y sus principales stakeholders, las expectativas detectadas, las percepciones actuales, los riesgos reputacionales o los canales de relación disponibles.

Por su parte, el informe de KPMG y Corporate Excellence, destaca que los consejeros dan una importancia media a la reputación de un 7,1 sobre 10, e indican que la atención hacia este intangible va en aumento como consecuencia de la incertidumbre del contexto actual, la cual pone de manifiesto la importancia de este intangible para la supervivencia y el éxito empresariales. Además, un 87% de los consejeros consultados para la realización del estudio señalan que la reputación se incluye como variable de definición de la estrategia, tanto a corto como a largo plazo.

Sin embargo se observa un contraste en los datos arrojados por este mismo estudio con respecto al grado de importancia otorgada a la reputación en relación a criterios financieros (el 44% de los consejeros consultados considera la reputación tan importante o más que estos criterios)  y la frecuencia con que se tratan cuestiones de reputación en el consejo de administración, algo que, según se muestra en el mismo informe, en casi la mitad de los casos ocurre solo en relación a una de gestión de crisis.

Un espacio para los intangibles en la agenda del consejo

Foncillas y Núñez explican que “el 85,7% de los consejeros consultados desea tener una visión más amplia y completa de la empresa de la que se aporta en la agenda de los temas a tratar”, por lo que recomienda que en esta agenda se recojan e incorporen los enfoques y las ideas de todos los miembros del consejo, y no solo de los presidentes o CEOs, con el fin de observar, definir, discutir y seguir más cuestiones que puedan ser estratégicas.  

Esta inquietud también es recogida en el informe “La reputación en los consejos de administración”, que, revela que si bien el 67% de los consejeros consultados recibe información relativa a las expectativas y percepciones de los grupos de interés, no existe una periodicidad concreta ni una visión holística que recoja todas sus perspectivas.

           

Mediciones que aporten valor

Como recoge el estudio de KPMG y Corporate Excellence, la medición de los intangibles es crucial para identificar las claves de la construcción y destrucción de la reputación en cualquier organización, así como para establecer la hoja de ruta a seguir. Los consejeros consultados consideran que la medición “permite marcarse objetivos y encaminar acciones, permitiendo una capacidad de mejora basada en evidencias e información cualitativa y cuantitativa”.

Información integrada para la toma de decisiones

La inestabilidad del entorno actual puede influir en el posicionamiento de la compañía, así como también los riesgos ASG, las expectativas de los stakeholders o el compromiso de los empleados, entre otros factores. De este modo, los consejeros necesitan, más que nunca, información integrada sobre la organización y su contexto para tener un “pulso más certero y real” de lo que ocurre fuera y dentro de la organización, conociendo anticipadamente las oportunidades y los riesgos derivados de las expectativas, las exigencias y el juicio de los stakeholders.  Esto requiere contar con indicadores, modelos y herramientas de gestión y de medición que respalden la toma de decisiones estratégicas. La retroalimentación de los indicadores financieros, ya consolidados, con los no financieros (como la reputación, la confianza, la sostenibilidad o la interiorización del propósito corporativo) ayudará a los consejos en su labor de supervisión y control.