https://content.gnoss.ws/imagenes/Documentos/imgsem/e9/e9a8/e9a8132c-ac5f-7bfa-4dae-b1e785795a94/514386ba-5a53-2707-60f3-d1007bf012c0.png

El nuevo hábitat en el que nos ha inmerso la COVID-19 pone en valor el papel de las empresas que tienen un propósito que va más allá del retorno al accionista, reconociendo a aquellas que son capaces de entender las expectativas y exigencias sociales, a la par que presentan soluciones y comportamientos adecuados.

Las compañías que comprendan las implicaciones de esta situación excepcional, dando respuesta en tiempo y forma a sus principales grupos de interés, saldrán fortalecidas y dispondrán de un balance reputacional positivo que perdurará en el tiempo, posicionándose como actores sociales necesarios, relevantes y confiables.

En este contexto, presentamos un modelo, aplicable a cualquier sector y tamaño de empresa, que recoge las capacidades, dimensiones y aspectos que necesitan gestionar las empresas para adaptarse al nuevo entorno y al futuro mundo post COVID-19.