RSE y MARCA ESPAÑA: Empresas sostenibles, país competitivo

26 de noviembre de 2014

El pasado 19 de noviembre acudimos a la presentación del Informe RSE y MARCA ESPAÑA: Empresas sostenibles, país competitivo, resultado del grupo de trabajo ‘RSE – Marca España’ que, bajo la dirección técnica de Forética, tiene como fin explorar oportunidades y coordinar acciones relevantes que den a conocer la contribución empresarial española en aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno.

 

En la presentación del informe, Carlos Espinosa de los Monteros, Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, destacó que «existe un modelo español de responsabilidad social que está siendo siguiendo por las empresas tanto en nuestro país como fuera, gracias a la internacionalización. España tiene una posición de liderazgo en esta materia de la que podemos presumir y debemos incorporar este valioso activo en nuestra proyección exterior».

El primero de esta serie de informes revela la relación directa que existe entre la posición competitiva de un país y su grado de adopción de políticas de sostenibilidad y responsabilidad social de las empresas.

Os recogemos a continuación las principales conclusiones del estudio donde se destaca que:

Existe un claro vínculo entre la RSE y competitividad. De acuerdo con el informe a nivel macro, los países con mejor posición competitiva tienden a tener políticas de sostenibilidad más solventes y reconocidas internacionalmente. A nivel micro, las compañías con mejor calificación en materia de sostenibilidad tienen un mejor comportamiento bursátil y mejores ratios de desempeño financiero.

España tiene un gran potencial de capturar el valor de la sostenibilidad. Existen tres pilares que soportan un elevado nivel de madurez e integración de la RSE en España. Por un lado un gran número de empresas líderes en el desarrollo de políticas y prácticas en materia de sostenibilidad. En segundo lugar, un marco institucional receptivo y favorable al desarrollo de la RSE. El sector privado con una gran red de instituciones de fomento de la RSE y un mercado de servicios de consultoría especializada enormemente desarrollada. Por último, la economía española cuenta con sectores estratégicos con alta exposición a los riesgos y oportunidades relacionados con la sostenibilidad.

La RSE puede ser un atributo que fortalezca el atractivo del sector exterior. Los principales países socios a nivel de comercio exterior son, generalmente, pioneros en el desarrollo sostenible. La incorporación de la RSE como atributo de marca país fortalece la posición competitiva de España. Desde el punto de vista exportador, la RSE puede incrementar el atractivo de la oferta comercial española y reducir la fuerte atomización de las exportaciones españolas.

Capturar la oportunidad de la RSE como país pasa por desarrollar competencias para la comunicación de la sostenibilidad a nivel institucional. El posicionamiento en RSE de España debe ser coordinado, coherente y consistente. Esto implica la inversión de recursos para facilitar la información precisa a observatorios y casas de análisis internacionales. Algunos mensajes como el buen gobierno son especialmente relevantes y pueden marcar la diferencia en la valoración de país.

En definitiva España tiene las bases para desarrollar un modelo de liderazgo en RSE, soportado por prácticas ejemplares de grandes empresas que ejercen de tractor a la incorporación del resto de empresas y en especial de las pymes. Un modelo que incorpora elementos cada vez más exigentes en buen gobierno corporativo, maximiza el impacto positivo de la sociedad, preservando el medio ambiente y cimentado dentro de los principios de solidaridad e integridad. Este modelo proporcionaría resultados enormemente positivos para sus instituciones, empresas y ciudadanos. La RSE en definitiva es un atributo de competitividad sostenible.

El informe también recoge en un apartado específico una serie de buenas prácticas tanto de empresas nacionales como de empresas internacionales que tiene presencia en España, que sin ser exhaustivo, ofrece una visión general de cómo se enfoca la RSE en España hacia diferentes grupos de interés, temáticas, y el valor que aportan.

Podéis descargar el informe en el siguiente enlace.