Viernes de lectura: Consumidor consciente – L´Oreal

10 de agosto de 2018

El consumismo desorbitado, la falsa hipótesis de abundancia y la naturaleza limitada de los recursos han posicionado la responsabilidad del consumidor como narrativa imperante con el objeto de avanzar hacia la consecución de los ODS. Muestra de ello fue la 2.ª Edición de Sharing Beauty Talks, un encuentro organizado por L´Oréal junto con la revista Ethic para reflexionar sobre el poder de transformación social a través de la influencia de los consumidores.

La verdad es que a simple vista no sonaba nada bien y esperábamos encontrarnos un discurso pesimista, sin embargo nos llevamos una grata sorpresa y salimos muy empoderados como ciudadanos y consumidores. Nuestras decisiones como consumidores tienen un impacto en el éxito empresarial y por eso, si obligamos a las empresas de éxito a comportarse de manera excelente; nuestras decisiones tendrán en última instancia también un impacto en cómo funcionan las cosas.

Christian Felber, profesor universitario austriaco y divulgador en materias de sociología y economía, además de especialista en economía sostenible e impulsor del modelo económico internacional de Economía del Bien Común sostiene que el poder de elección del consumidor es semejante al poder del voto en una democracia. Felber explicó también cómo las crecientes expectativas y exigencias de los consumidores obligan a las corporaciones a implantar medidas transversales incluyendo cuestiones ecológicas, éticas, de género… formando un mosaico económico más inclusivo y multifacético.

Sin embargo, a pesar de que los consumidores poseen gran parte del poder estructurador de los cimientos del sistema productivo, no son los únicos. Como dijo Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente, necesitamos crear un ecosistema de colaboración y compromiso entre política, legalidad y sector privado, para dejar de fomentar el abuso de recursos y así poder alcanzar el 12.º de los ODS: producción y consumo responsables. Como ejemplo real y palpable de esta consumocracia, el evento prosiguió con un debate experto moderado por Jesús Soria, director de Ser Consumidor, en el que participaron directivos de empresas u organizaciones nacidas y exitosas gracias a esta tendencia. Profesionales como Carolina Blázquez de Ecoalf, Silvio Elías de Veritas, Miguel Die de Phenix España y Carmen Bustos de Soulsight, demostraron como la progresiva demanda de los consumidores pueden traducirse en éxito empresarial y en la consecución pragmática de organizaciones —y una sociedad— sostenibles.

Como conclusión, podemos afirmar que la consumocracia está cambiando las bases del modelo económico y productivo basado en el individualismo metodológico. Gracias a este nuevo modelo, podemos aportar esperanza al consumo desorbitado, erradicar la falsa hipótesis de la abundancia y alcanzar una sostenibilidad real, dando voz con nuestro consumo a empresas realmente comprometidas. El voto a través del consumo es un arma de gran poder, pero como Hugo Morán afirmaba, no el suficiente. Necesitamos un compromiso real y extendido a todos los sectores económicos.