Confianza y propósito en época de digitalización e incertidumbre

22 de mayo de 2020

Esta semana tuvimos el honor de contar con la participación de Eduardo Navarro, director de Estrategia y Asuntos Corporativos de Telefónica, hablando como presidente de Corporate Excellence en la presentación de nuestro informe anual Approaching The future 2020. Tendencias en reputación y gestión de intangibles. En la sesión, que contó con asistentes de 23 países, reflexionó sobre el rol de las empresas ante esta compleja situación en la que nos encontramos, y destacó la relevancia de comprender e interiorizar en nuestra gestión empresarial las tendencias que se presentan en este informe. A continuación, recordamos algunas de las ideas clave que nos presentó en su interesante y enriquecedor discurso:

  • «En un contexto de incertidumbre como el que estamos viviendo, es más importante que nunca tener referencias como las que nos ofrece este informe. En Telefónica lo utilizamos todos los años como una funte de insipiración y contexto para el Plan de Negocio Responsable y nos permite entender la importancia de introducir las expectativas sociales y los distintos grupos de interés en la toma de decisiones empresariales».
  • Respecto al contexto actual, esta cirsis está sacando lo mejor de muchas compañías y es que nunca el cumplimiento de su propósito corporativo había cobrado más sentido que ahora. Bien es sabido que la crisis sanitaria es también social, económica y financiera. Este entorno regido por la incertidumbre, el cambio constante y la desconfianza está haciendo que las empresas den un paso adelante y se esfuercen más que nunca en actuar con valores y responsabilidad al servicio de todos nuestros grupos de interés en todos los mercados. Primando, así, el hacer sobre el decir y convirtiendo el propósito en un elemento central de la estrategia empresarial. 
  • Las compañías que sepan gestionar su reputación, su marca, su comunicación y sus activos intangibles en esta situación de alta incertidumbre y gran transformación empresarial y social, serán aquellas capaces de generar valor a medio y largo plazo para sus clientes, para sus empleados, para sus accionistas y para la sociedad en general. Es un momento clave para las empresas, donde la confianza se ha convertido en un activo fundamental para que puedan seguir creciendo y construyendo sus modelos de negocio sostenibles con una visión a largo plazo.
  • Los consumidores y ciudadanos son cada vez más exigentes y activistas y demandan una respuesta activa ante los grandes retos globales por parte de las empresas.
  • COVID-19 está suponiendo un acelerador increible en la digitalización de la sociedad y, con ello, un cambio brutal en la gestión empresarial y la relación con nuestros grupos de interés. El confinamiento nos ha llevado a reurrir al mundo digital para seguir desarrollando las actividades que antes haíamos de forma presencial. Frente a esta realidad, la escucha, la personalización y la humanización de las interacciones digitales, son los grandes retos del momento. 

En definitiva, y recuperando la conclusión de nuestro presidente, en un contexto que ya es digital, marcado por el cambio y la incertidumbre, la capacidad de adaptación y respuesta ágil de las compañías va a ser clave para su competitividad. En sus decisiones, los directivos deberán considerar, además de los planes de negocio y las consecuencias económicas, la consistencia con el propósito de marca y la generación de capital reputacional, que renueve la legitimidad social que las compañías necesitan para operar. 

Para profundizar en estos temas y en las tendencias que marcan el presente y futuro de la gestión empresarial, no dudes en consutar el informe completo #ApproachingTheFuture2020.