El consumidor conectado protagonista en «Hoy es marketing»

19 de abril de 2016

«Hoy es Marketing» es el mayor encuentro para profesionales y directivos del mundo empresarial, dentro del ámbito del marketing y la comunicación en España. El evento, organizado por ESIC, reúne a los profesionales más relevantes del sector para dar a conocer estrategias de éxito de grandes empresas y descubrir las tendencias del futuro. El pasado jueves 14 de abril tuvo lugar la 13.ª edición del evento en Madrid bajo el título «Dejando Huella».

hoyesmarketing20151

Hoy-Marketing-mayor-evento-Espana-francisco-torreblanca

Ya sabéis que en Corporate Excellence no nos perdemos una, y queríamos contaros de primera mano los avances que se están realizando en gestión y marketing y debatir sobre las tendencias emergentes.

Los tres temas principales que se trataron en el evento fueron la idea del consumidor conectado, la innovación, y la tecnología como herramienta para crear nuevas experiencias.

Las marcas deben aceptar que el consumidor ha cambiado radicalmente en los últimos años y que deben adaptarse a esta nueva realidad si quieren comunicarse con él eficazmente.

Hoy en día, el consumidor está conectado las 24 horas del día los siete días de la semana y en diferentes dispositivos al mismo tiempo; lo define un ansia de libertad y la necesidad de sentirse parte de la sociedad; se encuentra en un contexto tecnológico que cambia rápidamente y tiene el poder para exigir a las organizaciones valores de autenticidad. Cada vez más consumidores prefieren organizaciones con alma, que sean transparentes y que trabajen a favor de la sociedad.

La forma en la que las marcas se relacionan con estos consumidores conectados ha de ser, necesariamente, diferente: aparecen nuevas reglas para potenciar la experiencia del consumidor, que se convierte en el principal objetivo de las marcas. Destacan el gamming, la investigación como clave estratégica, el contenido adaptable a diferentes formatos, la importancia del storytelling y la generación de grandes alianzas entre empresas.

Pero no son solo los consumidores a los que tienen que prestar atención las marcas, los empleados son un grupo de interés clave a la hora de integrar con éxito los cambios necesarios para navegar en este nuevo contexto marcado por la necesidad de una responsabilidad social corporativa.

La innovación influye en los consumidores y las marcas y ofrece el marco ideal para entender a los clientes y posibilitar el crecimiento del negocio de manera sostenible. Gabriela Díaz, directora de Marketing de Ikea Ibérica, insiste en que la innovación consiste en hacerse preguntas, fomentar la curiosidad, ser humildes y de cocrear, aprendiendo de los errores propios y ajenos.

Como señala Antonio Raimondo, gestor de Marketing de Chep España, el objetivo no debe ser tener el producto en la mente del consumidor, sino facilitarle la compra y poner el producto en sus manos.

«Marketing líquido o gaseoso» es el término empleado por Marisa Manzano, directora general de Disneymedia+, para referirse al contexto en el que nos encontramos. El marketing debe innovar y ser protagonista de las nuevas tendencias que aparecen en este entorno disruptivo. Hablamos del desarrollo de la tecnología, la economía colaborativa, el auge del sector Fintech (finanzas y tecnología), la rápida evolución de los drones, la realidad virtual, la impresión 3D e incluso de inteligencia artificial.

Podríamos decir que en el contexto actual conviven cuatro generaciones muy diferentes entre sí, aunque el evento se centra en aquellos que empiezan a dirigir este entorno impredecible, los millennials, no debemos olvidar al resto de actores. Los millennials tienen mucho que ver en las transformaciones que se están produciendo en el marco laboral, pues exigen ciertas condiciones a las empresas si quieren aprovechar su talento. Los millennials exigen puestos de trabajo enriquecedores, donde se valore su esfuerzo y se les permita crecer y modalidades flexibles, para poder tener un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal.

No cabe duda de que estamos inmersos en una realidad dominada por cambios sociales, por clientes mas exigentes y por las innovaciones tecnológicas que nos sorprenden constantemente y nos obligan a desarrollar estrategias flexibles a largo plazo para poder navegar con éxito en este nuevo contexto.