Tendencias

Liderazgo empresarial. Claves para potenciar la excelencia de un equipo de trabajo

09 de marzo de 2017

En Corporate Excellence nos encanta aprender, ya lo sabéis. Así que la semana pasada hicimos las maletas y nos presentamos en el taller «La excelencia en el liderazgo. Teams, The New Heroes!» impartido por Belén Basteiro y Javier Moreno, socios directores de Dealing with People, consultora que lleva más de trece años formando a directivos para conseguir un equipo profesional más eficaz.

El taller se celebró bajo el marco de actividades de la 3.ª Convención de Líderes en Farmacia organizada por L’Oréal, y la verdad, es que fue muy inspirador.

Apuntaba Moreno que ser manager es algo que no se enseña en las universidades y sin embargo, se necesitan ciertas claves para llegar a ser un buen líder, como saber equilibrar la balanza afecto/exigencia. Es decir, estar disponible para el empleado y reaccionar a sus necesidades, pero exigiendo ciertos resultados para crecer juntos.

En el encuentro, Basteiro y Moreno presentaron una versión sencilla y resumida de su método para gestionar un equipo de manera excelente. A partir de una serie de preguntas que cada manager debe plantearse, establecen los «6 ‘cómos’ para desarrollar el potencial de tu equipo»:

  1. ¿Cómo consigo que mi gente trabaje bien?

No podemos exigir lo que no hemos pedido previamente. A cada empleado hay que decirle qué se espera de él. El primer paso es definir objetivos, algo que se puede hacer fácilmente respondiendo a las siguientes preguntas:

¿Qué quiero que hagan? ¿Cómo lo voy a evaluar? ¿Cuándo tiene que estar?

Responder a estas cuestiones nos permitirá estar alineado y compartir una visión común. En Dealing with People lo llaman el «método AMA» porque, en el fondo, las respuestas a esas tres preguntas tienen que conducir a una Acción Medible Acotada en el tiempo. Cualquier acción que no se establezca de este modo no sirve para nada.

  1. ¿Cómo formarles y desarrollarles?

Está claro que se necesita formar al equipo de trabajo, pero no basta con apuntar a los empleados a un curso de especialización. Hay que delimitar las necesidades del negocio y establecer qué necesidades de formación existen en la organización para crear un plan adecuado que permita crecer a toda la organización.

  1. ¿Cómo les corrijo cuando no lo hacen bien?

Hay que hablar con las personas, comunicarles su situación. Si algo no se hace bien y no se intenta corregir, se es cómplice del segundo error y culpable del tercero. Por eso es importante fijarse los objetivos en formato AMA. Es importante presuponer las buenas intenciones del trabajador y preparar una conversación privada para establecer claramente la situación y hablar del impacto que supone no llegar a los objetivos y las consecuencias que tiene en el negocio.

  1. ¿Cómo los motivo?

Este es uno de los puntos más complicados. Una de las claves es comprender que las motivaciones ya existen, no se inventan. Hay que descubrirlas, y cada persona tiene sus preferencias. Para conocerlas, lo mejor es preguntar, nunca imponer. Es importante comunicarles la contribución que supone su trabajo, crear una comunicación fluida ¾tanto para buenas noticias como para malas¾, hablarles de su rendimiento —evaluarles—, estar pendiente de sus necesidades, no crearles falsas expectativas, valorar su esfuerzo —y hacer mención de ello— y, en caso de conflicto con terceros, salir en su defensa.

Los ponentes señalaron cinco herramientas para motivar a los profesionales: crear un clima de respeto, favorecer las buenas relaciones entre todos, hacerles responsables de su trabajo, reconocer los esfuerzos adicionales y recompensar al que haya realizado un buen trabajo.

  1. ¿Cómo gestiono los conflictos?​

Hay que atender a los factores que crean conflictos. Las fuentes más comunes de conflicto son: dos personas que tienen modos de ser distintos—se intenta que no coincidan en la medida de lo posible—, los cotilleos —se evitan teniendo una comunicación directa con los empleados—, y la confusión entre roles y status —se tiene que dejar claro cuáles son las responsabilidades de cada uno.

  1. ¿Cómo los selecciono?

Hay que determinar qué buscamos, sobre todo a nivel de habilidades y actitudes. Las habilidades se traducen en comportamientos, por lo que se tiene que pensar qué función tendría que llevar a cabo la persona para aprovechar esa habilidad.

Por tanto, según Basteiro y Moreno existen seis aspectos que todo buen líder debe gestionar con excelencia en relación a su equipo:

  1. Hacer que las personas trabajen bien.
  2. Proveerles de formación y desarrollo.
  3. Realizar un seguimiento de su progreso y corregirlo en consecuencia.
  4. Motivar y animar.
  5. Gestionar los conflictos.
  6. Seleccionar a las personas adecuadas.​

Por último, señalaron que es imprescindible que el líder tenga un comportamiento ejemplar. Su modo de actuar será imitado por el equipo y, por tanto, tiene que actuar en función de lo que espera recibir de sus profesionales. La ejemplaridad es un aspecto vital a la hora de gestionar exitosamente un equipo y, por tanto, una de las claves de su liderazgo.

  • #eficacia y profesionalidad de equipo
  • #trabajo en equipo
  • #liderazgo
  • #management