Viernes de lectura: los inversiones y la emergencia climática

16 de diciembre de 2019

El pasado 28 de noviembre el Parlamento Europeo declaró el estado de «emergencia climática y medioambiental», la cumbre del clima de Naciones Unidas (COP25) comenzó en Madrid el 2 de diciembre y concluyó, con dos días de retraso y diversos problemas de consenso, este mismo domingo 15 de diciembre. Los eventos, sucesos y debates que rodean el cambio climático son cada vez más relevantes y numerosos, lo que provoca que todo tipo de actores se posicionen y tomen parte de este intenso coloquio internacional.

Esta misma mañana hemos amanecido con una noticia que corrobora esta teoría en la portada del periódico Expansión: «BlackRock exige medidas climáticas a sus participadas». En este blog hemos hablado en numerosas ocasiones de BlackRock, la gestora de fondos más importante del mundo, cuyo presidente y consejero delegado, Larry Fink, escribe cada comienzo de año una carta reflexionando sobre la conexión entre el propósito, la creación de valor y el buen gobierno, con la sostenibilidad empresarial. Siguiendo esta teoría y  coincidiendo con su participación en la COP, el fondo de inversiones ha decidio dar otro paso adelante y exigir medidas medioambientales a sus inversiones. Fink lo plantea como una respuesta a la necesidad de que las empresas se tomen enserio la urgencia de tomar acciones concretas e innmediatas al respecto. De hecho, la propia noticia se asegura que los grandes fondos internacionales de inversión están liderando las exigencias de compromisos a las compañías en las que participan.

La necesidad de integrar las preocupaciones climáticas y medioambientales en la estrategia de la empresa es cada vez más latente. Por eso desde Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership seguiremos muy de cerca los avances en este tema, como la publicación de la carta de Larry Fink el próximo enero. ¡Os mantendremos informados!