La visión del CEO

28 de septiembre de 2017

En el tren de camino a Barcelona he tenido tiempo de leer algunos de los documentos que tenía pendientes y ahora, que tengo tiempo volviendo a Madrid he pensado en escribir un Pulse y comentar algunas ideas que me han parecido interesantes.

Uno de estos documentos es el  Global CEO Outlook 2017, un informe que elabora anualmente KPMG y que se basa en una encuesta realizada a más de 1.000 CEO de todo el mundo: Australia, China, España, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, India, Japón y Estados Unidos. Hace unos días mi equipo publicaba en nuestro blog algunas ideas clave del informe y por fin he podido leerlo corroborando, efectivamente, que se trata de un documento muy completo sobre la visión de los directores ejecutivos respecto al panorama actual.

Uno de los conceptos clave del que se habla en el documento como esencial para los CEO es la disrupción. La mayoría de directores ejecutivos (un 65 %) la consideran una una oportunidad para su empresa. Los aires de cambio son evidentes, y no solo se ve reflejado en el informe de KPMG. Precisamente el otro día leía sobre este mismo tema en Los retos del CEO, un documento de la Fundación España de EY en el que se insta a los CEO de todo el mundo a «atreverse» y se incluyen una serie de consejos muy útiles para hacerlo: no postergar los cambios, equiparse del conocimiento adecuado, potenciar la innovación haciendo sentir «incómoda» a la organización, buscar un modelo de innovación —o, mejor, una cartera de modelos—, identificar de manera eficaz las mejores ideas y desechar las que no sirven de manera.

En este último documento también se habla de otro tema que preocupa mucho a las mejores organizaciones en la actualidad: la definición de un propósito corporativo. Y no es para menos, tener un propósito aumenta tres veces más las probabilidades de retener el talento y ayuda a que los empleados estén más comprometidos y satisfechos. En el texto que os enlazo se pueden consultar las cifras en detalle. Además muy pronto podremos compartir los resultados de una investigación de Arthur W. Page Society en la que participamos junto a otros partners de referencia para identificar las palancas clave que permiten definir y activar la identidad de la organización y su razón de ser.

Volviendo al documento con el que empezaba esta entrada, el Global CEO Outlook 2017 de KPMG, me gustaría comentar otra idea que ya venimos anunciando en Corporate Excellence desde hace años y que me parece imprescindible subrayar: el impacto directo de la gestión de los riesgos reputacionales y de marca en el crecimiento empresarial. Este tema es fundamental. De hecho, nuestro curso experto en gestión de riesgos reputacionales cuenta este año con el apoyo del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), una novedad que nos hace mucha ilusión y que demuestra, una vez más, que la gestión de los intangibles implica a cada vez más organizaciones.

No podemos hablar de riesgo sin hablar de algunas de las preocupaciones que mayores dolores de cabeza dan a los directores ejecutivos y supongo que adivináis quién encabeza la lista: la pérdida de confianza por parte de los grupos de interés. Desde que el Barómetro de Confianza de Edelman anunciara hace unos años el descenso de la confianza, la preocupación por recuperarla ha aumentado. El 74 % de los CEO afirma que su organización está poniendo mayor énfasis en la confianza, los valores y la cultura para mantenerse en el largo plazo. La legitimidad y la diferenciación es vital para que nuestros grupos de interés vuelvan a confiar en nosotros.

La innovación tecnológica centrada en los datos es otro de los desafíos a los que se enfrentan los CEO y que se comenta en el texto. En 2020 habrá más de 20.800 millones de dispositivos conectados entre sí, y la inversión en robótica ascenderá a 67.000 millones de dólares en 2025. ¿Os imagináis la cantidad de datos que va ha haber para entonces? Debemos ser inteligentes para poder gestionar eficazmente todos estos datos y generar métricas avanzadas que no sean útiles para conocer mejor a nuestros grupos de interés y prosperar junto a ellos.

Por cierto, hablando de métricas, os decía que voy en el tren y es que no sé si lo sabéis pero septiembre es precisamente el mes de las métricas de AMEC y este año hemos trasladado a la ciudad condal nuestra III Jornada de Innovación en Métricas en Barcelona, el JIM 2017 que organizamos junto a Acceso y que ha sido todo un éxito. Esta vez me quedo sin tiempo, os lo cuento en el próximo Pulse.