Transformación de negocios responsables basados en la tecnología

15 de enero de 2020

Hoy hablaremos del vínculo entre transformación tecnológica y la sostenibilidad. Bien es sabido que, en el campo de la sostenibilidad, ha llegado el tiempo de los hechos, y no de las palabras. Como mencionamos en uno de nuestros últimos post, debemos demostrar cómo nos comprometemos a ayudar a la sociedad; y la tecnología esta demostrando ser una gran ayuda en el proceso de llevar nuestras convicciones a la práctica. 

La responsabilidad ya no es algo que corrige las consecuencias de mi negocio, ya no está al final del proceso, ahora está en el core. Esto hace que la innovación empresarial con fin social y medioambiental esté adquiriendo cada vez más relevancia. El mercado está tratando de vincular su negocio y lo económico con las personas, y con sus necesidades o problemas. Como bien defiende Larry Fink, CEO de BlackRock, en la carta que ayer mismo publicó dirigida a CEOs y consejeros, «las empresas deben estar determinadas y comprometidas para adoptar un propósito y responder ante todas las partes interesadas: los accionistas, los clientes, los empleados y las comunidades donde operan.». Una de las formas más comunes de conseguir este valor compartido es a través de nuevos productos o servicios que responden a una necesidad colectiva y que han sido generados gracias a la transformación tecnológica. Estamos aprendiendo a comprender la tecnología como un medio, y no como un fin, y es que, la tecnología debe ser nuestra vía para cambiar realidades.

Un claro ejemplo de esta tendencia es Samsung que con su «tecnología con propósito» se ha convertido en un ejemplo de acción social formando colaboraciones en las que el partner conoce la problemática y el contexto concreto (ciberacoso escolar, dislexia, deporte con discapacidad), y ellos ponen el know how al buscar una solución tecnológica. 

Pero no es necesario tener un negocio estrictamente vinculado a la tecnología para aprovecharla poniendo en práctica tus valores. Correos, por ejemplo, lucha con nuevas plataformas y acciones a favor de pequeños productores contra la españa vaciada. Quirón Salud también está tratando de ofrecer un trato al paciente personalizado, eficiente e inmediato gracias a su nueva tecnología.

La diferencia de tamaños empresariales en España y las estructura rígidas en las organizaciones con mucha historia hace difícil que nos adentremos por completo en esta transformación. Pero estos y muchos otros casos están llenando el mercado español de buenos ejemplos de aplicaciones responsables basadas en tecnología. El cambio de mentalidad se está notando tanto en empresas y consumidores como en reguladores e inversores. 

Cerramos el post con otra cita de Larry Fink representando la visión de este último grupo: «El grado de concienciación al respecto (en referencia a la sostenibilidad y el cambio climático) está cambiando con celeridad y nos encontramos en los albores de un replanteamiento de las finanzas desde sus cimientos». Queda clarto que el momento del cambio está llegando, y parece que nuestro tejido empresarial está trabajando para adaptarse a esta nueva realidad. 

El 2020 comienza con fuerza y con gran relevancia de la responsabildad corporativa. La cifra redonda vuelve a poner foco en los diez años de márgen para alcanzar la ambiciosa y necesaria Agenda 2030. Las siguientes semanas os mantendremos informados sobre las novedades que surjan a raiz del World Economic Forum Annual Meeting Davos 2020. Stay tuned!